Blog Single Post

29

noviembre

Expertos recomiendan a los empresarios familiares analizar su fiscalidad y evaluar cómo afrontar la reforma tributaría

AEFA, CUATRECASAS y FBS organizaron ayer esta jornada

Los miembros de la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante analizaron ayer la futura reforma tributaria en una jornada organizada junto a CUATRECASAS y FUNDESEM. Los expertos que participaron en ‘La anunciada reforma tributaria y cierre fiscal del ejercicio 2018 en el ámbito de la empresa familiar’, informaron a los asistentes de los cambios que suponen las reformas fiscales anunciadas por el ejecutivo, les solicitaron prudencia y mucha preparación. Además, se criticó que con las nuevas medidas España será el país de los que más grava el ahorro, los beneficios empresariales y el IRPF en Europa.

 

“Es importante que nos preparemos y seamos prudentes. Es conveniente analizar el año 2018 y además reflexionar sobre las medidas anunciadas para el 2019, pues es posible que realizando algunos cambios antes de cerrar el año obtengamos mayores beneficios, como puede ser con el caso del reparto de dividendos, que en 2019 posiblemente estará gravado con 4 puntos más a partir de cierto importe”, comentó Francisco Picó, socio de CUATRECASAS.

Picó mostró también la incertidumbre de las medidas que se explicaron más adelante. “Estamos ante un escenario complejo y posiblemente inestable, pero que no depende en exclusiva de la aprobación o no de los Presupuestos del Estado como se piensa. Las reformas anunciadas pueden aprobarse, salgan o no adelante los presupuestos, por varias vías diferentes y debemos estar preparados y, sobre todo, tener muy estudiado, caso a caso, cómo se deben adaptar las empresas y grupos familiares ante la implantación de los diferentes cambios fiscales que se han anunciado”.

Los ponentes, Francisco Picó, Federico Rodríguez y Nuria Sigüenza, abogados en Alicante de la prestigiosa firma CUATRECASAS y expertos en Tributario y Hacienda Pública, explicaron las nuevas medidas para el 2019 que son, entre otras, las subidas en el Impuesto sobre Sociedades y en el Impuesto sobre la Renta, la nueva valoración de los inmuebles a efectos de los Impuestos Patrimoniales y diferentes medidas procesales encaminadas a la lucha contra el fraude fiscal. A través de ejemplos detallaron los efectos de la reforma fiscal en el seno de empresas familiares, inversores y Family Offices.

Entre otras cuestiones, las medidas que más debate generaron fue que se estará por encima de los máximos europeos en el IRPF, pues para rentas mayores de 130.000 euros se pasará del 48% al 50% y con un 54% a las mayores de 300.000 euros. También, el impacto en el Impuesto sobre el Patrimonio de la nueva valoración de los inmuebles y la nueva tributación de los dividendos tanto en Renta como en Sociedades. Por ello, se recomendó a los empresarios familiares analizar a fondo las diferentes fuentes de rentas y movimientos de capitales en el seno de la familia y grupos de empresas (retribuciones administradores, pactos de dividendos, retribución flexible, etc.).

Para completar el análisis, CUATRECASAS clarificó que un grupo particular de medidas fiscales tiene causa directa en la transposición de la Directiva europea 2016/1164 por la que se establecen normas contra las prácticas de elusión fiscal (ATAD) y el efecto que tendrán en las empresas familiares en el tiempo.

La charla ha comenzado con la bienvenida del presidente de AEFA, Francisco Gómez, quien ha agradecido a CUATRECASAS su colaboración: Ante la marea de anuncios del Gobierno, tratamos hoy de que este excelente equipo de expertos que nos aporta Cuatrecasas nos arroje un poco de luz sobre ellos. Tenemos ante nosotros un cierre del ejercicio fiscal que requiere para el futuro de nuestras empresas que prestemos toda la atención posible, que necesita tener la mejor información disponible para tomar las decisiones más oportunas”.

Gómez ha valorado la situación económica actual y ha concluido con una crítica a las citadas posibles nuevas medidas fiscales son tiempos de zozobra, no sé si estamos en proceso de crisis o post-crisis, pero desde luego sí tengo claro que no estamos en un momento de expansión económica, y que la prudencia obligaría a tomar medidas políticas de incentivo, y no de contracción de los beneficios (cuando lo hay) de nuestras empresas familiares”.

- Intermundo, ,