Blog Single Post

28

noviembre

Jornada de Galán&Asociados y Adade Alicante

La digitalización y la Inteligencia Artificial permiten generar nuevas vías de negocio a las Pymes de Alicante e incrementar sus ingresos

Los expertos convocados a la jornada organizada por Galán&Asociados y Adade Alicante certificaron ayer la necesidad de las empresas en dar el salto hacia la digitalización abordando diferentes soluciones de digitalización e Inteligencia Artificial como herramienta esencial para sobrevivir en un nuevo escenario empresarial y comercial, no sólo para sobrevivir, sino para incrementar el volumen de negocio y mejorar en ingresos.

Los expertos en Inteligencia Artificial y Transformación Digital convocados en la jornada del reconocido despacho de servicios profesionales fueron Lasse Rouhiainen, Javier Cantoral y Arturo Lizón, quienes explicaron ante más de ochenta personas que llenaron el Auditorio del del Bussines World Alicante, la necesidad y el método de avanzar en este proceso inevitable.

En este sentido, el fundador y director del despacho Galán&Asociados, José Antonio Galán, afirmó que la “transformación digital no es una opción, sino una necesidad si queremos asegurar la supervivencia de nuestras empresas”. Para Galán, “la realidad empresarial de la provincia de Alicante, formada en gran parte por Pymes, tiene que entender que estamos ante la cuarta revolución industrial y que ésta cambiará de forma transcendental las reglas del juego en lo referente a gestión de la información y modelos de negocio.

Para ello, recomendó el socio fundador de Galán&Asociados, “debemos tener claro que los datos de mañana serán el petróleo en la economía global. Las claves del negocio están en los datos, en su obtención, control, sistematización y  aplicación a procesos industriales, automatización de tareas (RPA),  estrategias comerciales, o cualquier otro elemento vinculado a la actividad de la empresa”.

Sólo el 20% desarrolla fases avanzadas de digitalización

En este sentido, Lasse Rouhiainen, experto en Inteligencia Artificial u nuevas tecnologías,  señaló que son muchas las empresas que han iniciado su transformación digital, pero que en Alicante como en el resto país, sólo el 20% de las empresas han desarrollado fases avanzadas en este proceso, Este experto finlandés señaló que todas las empresas, sin distinción del sector o de su tamaño, deben aplicarse en la utilización de la Inteligencia Artificial porque mejora los procesos del negocio, al hacerlo más eficiente y aporta mayor agilidad a la toma de decisiones. “Además, permite descubrir durante el proceso nuevas necesidades de los clientes o elementos potenciales de nuestra empresa que nos puedan generar nuevos productos o servicios”, comentó Rouhiainen.

Por su parte, Javier Cantoral, CEO de la compañía alicantina especializada en transformación digital Teralco Group, explicó que la digitalización y la aplicación de la Transformación Digital e Inteligencia Artificial requiere de “una importante cantidad de datos, pero también de los sistemas informáticos para traducirlos en usos prácticos que beneficien a la empresa. Todas las empresas tienen datos, pero deben saberse sistematizar y aplicar en los diferentes procesos de la empresa”.

Cantoral señaló los problemas más comunes de las Pymes ante este proceso. “La verdad es que nuestro tejido empresarial, generalmente formado por empresas familiares, tiene una falta de capacitación en digitalización dentro de sus plantillas, una cultura empresarial conservadora en términos de digitalización y un modelo que – como ha funcionado en el pasado – se resiste a los cambios”.

Precisamente, en relación a la resistencia ante los cambios en materia de Transformación Digital en las empresas, intervino Arturo Lizón CEO de la alicantina Monteloeder exponiendo su experiencia como caso de éxito. “Fue la crisis y la visión de un cambio modelo de negocio lo que conllevó la necesidad de una transformación digital y cultural dentro del seno de la empresa. Un proceso que tiene un amplio período de implementación iniciado en 2014 y un coste no sólo económico, sino también organizativo, porque requiere cambios en las capacidades y competencias profesionales de la estructura laboral”, comentó Lizón.

Lizón señaló que la clave es la gestión de los datos propios de la empresa, que permita estructurar los comportamientos de los clientes, las labores rutinarias de la producción o los mecanismos comerciales entre otros aspectos.  “Todas las empresas pueden realizar este camino, pero aconseja ser prudente y realizar esta senda acompañado de terceros”, recomendó.

Tras las exposiciones de los expertos, los asistentes pudieron participar de una interesante mesa redonda donde preguntaron sobre cuestiones prácticas sobre digitalización y las dificultades a las que se enfrentan en sus negocios en esta materia.

- Intermundo, ,