Blog Single Post

26

octubre

Las empresas familiares alicantinas apuestan por el family office para ser más eficientes en su gestión

Los family office son un instrumento clave a la hora de gestionar de manera organizada y profesionalizada el patrimonio y la familia. Así se ha puesto de manifiesto durante la celebración de una jornada formativa, en la que se ha subrayado la importancia de recurrir a estas plataformas de inversión para que las empresas familiares de la provincia de Alicante puedan proteger mejor su gestión familiar. El encuentro ha sido organizado por la Asociación de la Empresa Familiar de la provincia de Alicante (AEFA) y PwC en el Hotel Huerto del Cura de Elche.

Según ha indicado la presidenta de AEFA, Maite Antón, “conforme las empresas van creciendo y generando es necesaria una gestión profesionalizada, y ahí es donde entra el family office”. Ante anuncios como el incremento del impuesto de patrimonio por parte de la Generalitat, Antón ha recordado que es importante adaptar la eficiencia a nivel financiero y fiscal para maximizar la gestión empresarial familiar y el legado”.

Por su parte, la directora responsable de la oficina de Alicante de PwC España, Inmaculada Pascual, ha comentado que la inestabilidad económica mundial está afectando en mayor o menos o medida a las empresas familiares y, por tanto, al patrimonio familiar; cobrando mayor importancia la protección y mantenimiento de ese patrimonio, de manera que se asegure su transmisión las siguientes generaciones. Un instrumento clave para ello son las oficinas familiares o family office, entendidas como organizaciones que gestionan de manera conjunta y profesional el patrimonio de la empresa familiar, de acuerdo con los intereses de la familia para la que trabajan. Por tanto, el primer paso para crear una oficina familiar es que exista voluntad por parte de todos los miembros de la empresa familiar de gestionar de manera conjunta y profesionalizada su patrimonio.

La socia de Grandes Patrimonios y Empresa Familiar de PwC España, María Sanchiz, ha descrito durante su ponencia las cuatro tipologías de oficinas familiares que se pueden formar en función de sus características. Sanchíz ha realizado un repaso sobre las tendencias de las family office en Europa. En este sentido, ha incidido en que “en los países mediterráneos siguen con preocupación los niveles de seguridad jurídica y presión fiscal”, por ello poseen un horizonte temporal de inversión más breve que el resto, próximo a los tres años.  

Entre las ventajas que aporta la constitución de una family office se encuentra la creación de sinergias en costes y la centralización de servicios. Así, según Sanchiz, estas plataformas de inversión permiten “mitigar el riesgo” a través de la diversificación de inversiones, los sistemas de monitorización del riesgo y la protección de los miembros del grupo familiar. Asimismo, esta experta ha añadido que ofrecen “acceso a más y mejores inversiones”.

Como punto clave, estos instrumentos de inversión favorecen el alineamiento de los intereses entre los miembros de la familia empresaria y aportan una mayor rentabilidad, ya que contribuyen a “la centralización y profesionalización de la gestión de activos y a la formalización de los procesos de inversión”, tal y como ha explicado Sanchiz.

 

Digitalización de un family office

La última parte de la jornada se ha clausurado con la conferencia del CEO de Atalaya AI Wealth, Santiago Reyna. Reyna ha explicado el funcionamiento de Atalaya, una innovadora plataforma digital que permite gestionar los datos de un family office de forma eficiente para preservar el legado de la familia empresaria. Esta plataforma facilita la estructuración de los datos patrimoniales de manera ordenada. Por otro lado, este software aporta una visión global de todo el patrimonio familiar y contribuye incluso a que el gestor del family office aumente su productividad en torno a un 20-25%.

- Intermundo, ,