Blog Single Post

23

marzo

Los animales que sí ejercen su paternidad

Los titíes, siamang, dholes y martinetes son los animales de Terra Natura Benidorm que más se involucran en el proceso de crianza de sus crías

La paternidad es ejercida en mayor o menor grado según la especie animal. En el caso de los animales que conviven en el parque de naturaleza Terra Natura Benidorm los padres que más cuidan de sus crías son los titíes, los siamangs, los dholes y los martinetes. Además de estas especies, destacan especialmente los dholes que son extremadamente cuidadosos con sus crías y los más prolíficos a la hora de tener descendencia.

Los machos dholes se emparejan con una hembra para el resto de su vida y colabora en la fase de crianza hasta el punto de que llega a participar junto a la hembra en la elección de la madriguera. Cuando la hembra está a punto de parir y durante los primeros días después del parto, el macho le trae comida para que no tenga que salir de la madriguera. Una vez que la hembra empieza a salir, el padre se encarga de cuidar los cachorros. El dhole se encuentra en peligro de extinción y está incluido en el apéndice II del Cites.

Los progenitores de esta especie muestran mucho interés por los cachorros y les estimulan para que salgan de la madriguera a dar sus primeros pasos. También se encargan de aportarles el alimento necesario a través de la regurgitación. Actualmente, en Terra Natura Benidorm habitan ocho ejemplares de dhole, aunque se espera que la familia se amplíe en breve, puesto que hay hembras en el grupo que están en periodo gestacional.

Por el contrario, entre las especies con menos instinto paternal se encuentran los rinocerontes, cabras, muflones, chitales o murciélagos. Estos animales no desempeñan ningún tipo de cuidado a sus retoños, recayendo toda la carga de la crianza en las madres. En el caso de los felinos, no solo no les cuidan, sino que pueden suponer una amenaza para las crías, ya que en ocasiones pueden llegar a matarlas al ser consideradas como posible competencia para ellos.

En estas especies, las hembras asumen la crianza al completo, desde la alimentación hasta la protección de las crías. En algunos casos, dejan la cría en la madriguera o en el nido mientras las madres salen en busca de alimentos. En otros casos, la cría le acompaña desde el primer momento.

- Intermundo, ,