Blog Single Post

12

julio

Terra Natura consigue por primera vez la reproducción en cautividad de una pitón verde

La familia de animales de Terra Natura Benidorm continúa creciendo. En esta ocasión, el parque de naturaleza celebra el nacimiento de 9 crías de pitón arborícola verde, una especie con grandes dificultades para reproducirse en cautividad. La dificultad radica en que esta serpiente presenta un proceso muy complejo de incubación, donde necesita unas condiciones ambientales muy específicas. Precisamente por ello, hasta ahora ningún proceso reproductivo se había culminado con éxito.

La Morelia viridis es una pitón originaria de Australia, Nueva Papúa, Guinea e Islas Salomón. En Terra Natura Benidorm existen un macho y dos hembras para cuya reproducción ha sido necesario imitar con bastante exactitud las condiciones ambientales de su entorno original. Para ello, los expertos del parque emularon en sus cubículos la época lluviosa que favorece sus procesos reproductivos, así como unas temperaturas mucho más suaves de lo habitual.

De esta forma, se consiguieron favorecer y propiciar hasta 6 cópulas. Finalmente, una de las hembras evidenció su estado de gestación cambiando su habitual color verde brillante por un tono azul, provocado por la ovulación y la gravidez.

La pitón arborícola verde suele hacer puestas de entre 5 y 20 huevos. En este caso concreto, se trata de una hembra muy joven y primeriza, por lo que depositó 9 huevos que fueron incubados entre 50 y 65 días. En este periodo de tiempo fueron eclosionando los huevos y nacieron las crías. Éstas presentan inicialmente color rojo y amarillo, aunque luego conforme van creciendo adquieren ese color verde tan característico en los ejemplares adultos.

Terra Natura Benidorm esperará a que las crías crezcan un poco y se adapten totalmente al entorno antes de exponerlas al público. En concreto, se mostrará a los visitantes una cría macho, que ha sido bautizada como Leo por sus cuidadores. El nuevo ejemplar convivirá con las dos hembras y el macho que ya había en el parque, conformando dos parejas para poder garantizar posibles nuevas reproducciones futuras.

La Morelia Viridis no es una especie venenosa, pero su mordedura puede ser dolorosa y molesta, ya que posee unos afilados y largos colmillos. Su longitud oscila entre los 1’8 y los 2’4 metros y se alimentan de roedores y, a veces, de otros reptiles.

- Intermundo, ,