Blog

17

enero

Sector de la comunicación

El sector de la comunicación: de tocado a hundido

Cuando comenzaron los primeros recortes en las empresas, instituciones públicas y privadas, en los partidos políticos, etc, las primeras afectadas fueron las empresas que se dedican al sector de la comunicación. No sólo los medios vieron mermados sus espacios publicitarios, sino que empezó lo que era un descenso sin fondo para las agencias de publicidad, de relaciones públicas, agencias de noticias y todo un sector que, sin mentir, había estado en una situación boyante unos años antes.

Fuimos los primeros en ver reducidas nuestras campañas, clientes, honorarios y, durante estos años, muchas empresas se han visto obligadas a reducir su personal, horarios o incluso a cerrar sus puertas. Muchos buenos profesionales, almas de importantes campañas de publicidad, o diseñadores de grandes eventos, se han visto expuestos a jubilaciones, paro, ERE y demás formas de aparcar su creatividad, trabajo y esfuerzo, a la espera de que vengan tiempos mejores. ¿Pero llegarán esos tiempos? Posiblemente. O eso esperamos todos los que nos movemos en el sector.

Cuando se habla de comunicación normalmente se piensa en grandes medios o grandes agencias con muchos recursos y grandes campañas, pero se piensa muy poco en las pequeñas empresas que suelen sobrevivir gracias al entramado empresarial de su localidad o provincia y de las instituciones públicas de su alrededor. Empresas de menos de 10 trabajadores que durante años han luchado por tener un espacio en el mercado de la comunicación y que no se alimentan de los grandes eventos, sino del día a día de sus pequeñas y medianas empresas y de las pequeñas campañas que realizan.

El valor añadido de estas empresas de menos de 10 trabajadores, lo que las diferencia de las grandes, es precisamente que saben muy bien integrarse en el organigrama de sus clientes y a veces incluso no se sabe muy bien, por la gran conexión que existe entre cliente y agencia, que son empresas independientes. La relación de estas empresas suele ser estable y larga, dando un paso más a la simple idea de cliente y proveedor. Lo que era un gabinete de prensa externo, se convierte en un foro de consultas y de compartir tanto alegrías como penas.

Durante años, estas empresas vieron crecer a sus clientes. Franquicias que se multiplicaban en tiempo record, nuevos productos, exportación a otros países, construcción de grandes infraestructuras y ahora, más bien desde hace unos años, están siendo testigos sordos y mudos de la desintegración empresarial e institucional que se está produciendo en España.

Hace unos meses, uno de los clientes de Intermundo Comunicación que ha visto deteriorado su negocio considerablemente a causa de la crisis, afirmaba que había reducido su negocio, finiquitado el marketing y la publicidad, pero que si ahora se desprendía de su gabinete de prensa, ya no le quedaba nada. Estaba fuera del mundo, dejaba de existir y de esa manera, sin esos recursos comunicativos, sería muy difícil remontar en su negocio.

Este sector, como muchos otros, pide a gritos un SOS. Necesitamos que se sigan realizando campañas publicitarias, efectivas y con objetivos establecidos y no con afán propagandístico, como a veces se ha podido ver este tipo de trabajos. Necesitamos que lleguen pequeños eventos, no hace falta grandes despliegues, sino pequeñas cosas que necesiten de comunicación. Necesitamos que ayuden a nuestros clientes a que puedan seguir comunicando, haciéndose ver, y que con ello puedan mejorar su negocio. No se olviden de nuestro negocio que da de comer a muchas familias y que ahora está muy ‘tocado’, pero como sigamos así estará ‘hundido’.

Firma foto: https://www.flickr.com/photos/armydre2008/

- Intermundo, ,

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *