Blog Single Post

23

febrero

¿Por qué una entidad pública o privada debe de hacer auditorias de comunicación?

Muchas empresas grandes medianas o pequeñas realizan de forma periódica auditorias de sus cuentas, del desarrollo de sus negocios, de proyectos específicos, pero todavía no son muchas las que son conscientes de que también deben auditar la comunicación que realizan tanto hacia el exterior como hacia el interior.

La comunicación en una empresa es una de las herramientas fundamentales para la consecución y posterior consolidación de su reputación. Entonces, ¿todas las formas de comunicar son correctas? ¿Nuestros mensajes están llegando de la forma adecuada? ¿Las herramientas que utilizamos son las idóneas para nuestro público objetivo? ¿Nuestra audiencia nos ve como nosotros queremos? Estas son las preguntas claves que las empresas se debe hacer para analizar si la comunicación que están desarrollando es la más eficiente y por lo tanto está consiguiendo los resultados y los objetivos marcados.

Las auditorias de comunicación realizadas por Intermundo Comunicación marcan un punto de inflexión en la comunicación de la empresa. Desde ella, la entidad tiene una visión general de cómo se ha desarrollado la comunicación hasta ese momento y qué resultados objetivos y medibles ha conseguido. En nuestras auditorias se realiza una radiografía de esta comunicación analizando todas las herramientas utilizadas, las formas de comunicación, los canales, los mensajes y los públicos a los que se ha dirigido.

Tras estos análisis, las auditorias muestran una serie de conclusiones que determinan qué elementos la empresa está desarrollando correctamente y por ello hay que consolidar y fomentar; y por otro, qué elementos no están funcionando, no son correctos, no se están llevando a cabo con corrección y por qué. A partir de este punto se determina una serie de recomendaciones para poder desarrollar posteriormente en un plan estratégico de comunicación, que es la hoja de ruta que debe de seguir una empresa para desarrollar su comunicación en un tiempo determinado.

Lo ideal es que estas auditorias se hagan de forma anual o bianual y que no se confundan con la presentación de informes anuales de resultados, donde simplemente se presenta de forma valorativa el alcance de la comunicación, sin determinar por qué ha tenido éxito o por qué no se han conseguido los objetivos marcados. Las auditorias de comunicación van más allá de estos informes de resultados y deben aportar el valor añadido del análisis y contextualización de los acontecimientos, las rutinas comunicativas, el funcionamiento de los equipos y las lagunas de funcionamiento de todos ellos.

- Intermundo, ,

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *